Expertos indican que la leche entera es perjudicial para los niños menores de un año


Mundo.-La escasez de fórmula y la desinformación respecto a la lactancia materna han llevado a muchas madres a alimentar a sus bebés con leche entera, agua de pasta y, en ocasiones, a administrar alimentos sólidos antes de la etapa en que correspondería, lo cual trae consecuencias a la salud del bebé.

Claudia Cristina Sánchez, pediatra, explica que darle lecha entera o bebida láctea a un niño menor de un año podría traerle alergias, enfermedades gastrointestinales y hasta problemas en los riñones.

“El lactante tiene ciertas condiciones fisiológicas que no tiene un adulto, una de ellas es que la capacidad de la filtración renal es menor. La de un bebé es de 20%, a medida que crece aumenta, pero mientras el riñón trabaja mucho más lo que pudiera ocasionar un daño.

Igualmente un bebé no metaboliza la leche entera igual que un adulto por lo que también puede haber daño en los intestinos, además de diarrea y producir alergias”, comenta.

La también especialista en lactancia materna señala que a partir de los seis meses, si un lactante ha recibido exclusivamente lactancia materna, puede comenzar a incorporar otros alimentos en su dieta como fruta de temporada y tubérculos, eso sí, preparándolos adecuadamente en compotas (pedazos enteros dependiendo de la fruta que se utilice).

“Es importante procurar que los alimentos que le demos a los niños cuando comienzan con su alimentación complementaria no causen ningún daño y que sean adecuados. Las frutas son la primera opción, luego a los ocho meses se empieza a dar tubérculos”, dice.

Sánchez indica que lo ideal es que se comience con papa, apio, ñame, preparados en crema, pero si lo que se consigue es ocumo, por ejemplo, se le puede dar al bebé preparado de una forma idónea.

Para que un niño comience a tomar leche entera es recomendable que lo hagan a partir del año de edad, aunque siempre es preferible que se introduzca este alimento un poco más tarde para que el sistema digestivo del infante este desarrollado óptimamente.

Igualmente, la galena resalta que es igual de perjudicial dar a un lactante agua de pasta, de arroz o el caldo de los granos ya que pueden desarrollar los trastornos y enfermedades mencionados anteriormente e igualmente por las mismas razones.

Señala que hay mucha desinformación, mitos y creencias alrededor de la lactancia materna y que muchas madres no la practican por no tener conocimientos acerca de ella.

“Las madres por desconocimiento y desinformación dejan de amamantar o no lo hacen por razones equivocadas. La única razón por la que una madre no debe amamantar es que sufra de VIH y que sea un paciente oncológico y esté en tratamiento con quimioterapia, de resto

todas las demás pueden amamantar, inclusive si están tomando antibióticos”, afirma.

Reitera que hasta los seis meses de edad, la lactancia materna debe ser exclusiva y que ésta puede combinarse con la alimentación complementaria, agrega que lo ideal es que la madre le ofrezca a su hijo lactancia materna hasta los dos años de edad, sin embargo, aclara que esa es una decisión personal entre la madre y el hijo y bien puede ser después del año y hasta los siete años de edad, y vuelve a recalcar que es una decisión personal.

La doctora llama a todas las mujeres, a que si se encuentran en una situación difícil al amamantar, acudan a un especialista de lactancia materna ya que con una buena guía y ayuda es posible tener una lactancia exitosa y no recurrir a alimentos que no son aptos para el menor.

Who's Behind The Blog
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black